Hola a todos los Reuleros!! Os presentamos nuestro huerco eco

Aquí hacemos las cosas con mucho amor y cariño… aunque este proyecto también ha necesitado agua, semillas, aire y materia orgánica. Hace un tiempo os presentabamos el inicio de nuestro huerto, un secarral que no había por donde cogerlo de feo que estaba, y es que aunque a muchos por facebook les gustó la idea, aún no se podía vislumbrar gran cosa. Pero ahora si, con el esfuerzo y la dedicación de Ramón y Manolo, principalmente, tenemos una cosecha estupenda que a continuación os presentamos.

Además aprovechamos para ver la importancia de la naturaleza sencilla de siempre, el dejar crecer las hortalizas y vegetales a su ritmo y en su tamaño, de una forma ideal para que concentren sus cualidades y propiedades.

Aquí tenemos jugosos tomates rojos con olor a tomate, algo raro en estos días. También hemos cultivado las lechugas más verdes, de un verde intenso que te hace pensar en todos los antioxidantes que tienen. Hay pepinos frescos y crujientes para hacer una ensalada, un gazpacho o tomar un postre dulce de pepino y miel. Tenemos cebollas que no te hacen llorar, porque están cultivadas con tanto mimo que estas son de las buenas. Además hay ajos, pimientos, cebolletas, cilantro… Todo rico y saludable…. y no diré eco porque creo que un ambiente como este el calificativo eco sobra. Es más, creo que el calificativo eco debería sobrar en cualquier producto natural. De hecho, deberíamos darle la vuelta a la tortilla y que los productos marcados sean los “otros”, para que estos sean una minoría, y que lo normal sea comer productos naturales criados de forma natural en sitios naturales.

Y para finalizar decir que por supuestísimo, a todos los que les apetezca una de estas hortalizas que se pasen por Reul Alto que las damos a cambio de sonrisas 🙂