Hace tiempo tuvimos la suerte de comunicar el nacimiento de dos pequeños corderos en nuestra granja de Reul Alto. Hoy nos alegramos contaros el nacimiento de un nuevo huésped de nuestra granja. En esta ocasión no se trata de un cordero o de un pavo real como en otras ocasiones, sino de un pequeño cerdito.

cerdo de la granja de Reul AltoY muchos os preguntareis cómo ha sido esto posible.  En Reul Alto, no dejamos de ser un hotel, bueno, un hotel rural, que apostamos por el agroturismo. Por esta razón, contamos con una pequeña granja en nuestras instalaciones, para que los niños puedan entrar en contacto con la naturaleza y los animales de la mejor forma posible. Siendo de esta manera, uno de los pocos alojamientos en la provincia de Almería con una granja en sus instalaciones.

Pero, ¿de qué manera la visita a una granja es beneficiosa para los niños y niñas de cualquier edad? Antes de los seis años, visitar una granja ayuda a los niños a desarrollar una exploración sensorial y el control del movimiento, mejorando su autocontrol; su capacidad de enfocar la atención y el respeto. Entre los seis y los doce años, la naturaleza les permite aprender a relacionar; observar; pensar de forma razonada y sentirse bien con ellos mismos; mientras que durante la adolescencia les ayuda a fomentar la responsabilidad, la libertad, la autonomía o la seguridad.

Independientemente de la edad que tengan tus hijos, visitar una granja puede convertirse en una experiencia original e inolvidable en la que la naturaleza se convierte en un parque de atracciones y un aula de aprendizaje. Y lo más importante, mientras estés alojado en nuestras casas rurales, los niños estarán más que entretenidos.

Después de todo esto, ¿nos ayudáis a ponerle nombre a nuestro nuevo cerdito? Podéis dejar vuestras propuestas en los comentarios de este mismo post o escribiéndonos en nuestro perfil de Facebook (@reulalto) e Instagram (@reulalto).

¡ÉCHALE UN OJO A NUESTRAS OFERTAS!